git Contenedor isotérmico profesional Olivo: gamas Bac, Box y Roll

Contenedor isotérmico profesional

OLIVO diseña y fabrica contenedores isotérmicos profesionales con un alto valor de isotermia y de una gran solidez estructural.
Los contenedores isotérmicos OLIVO son todos reutilizables y pueden conservar una carga que necesita un mantenimiento de una temperatura positiva, negativa o ambiente.

Los contenedores isotérmicos profesionales OLIVO se utilizan en particular en la logística de distribución, y por ello son calibrados para una duración de conservación de 24 horas. Ya que la cantidad de energía necesaria para el mantenimiento de la temperatura se ajusta a la duración deseada, esta última puede variar desde algunas horas hasta más de 24 horas si es necesario.

Antes de comprar un contenedor isotérmico, tómate el tiempo para consultar a un asesor OLIVO, quien te guiará en el análisis térmico de tus necesidades para lograr el resultado deseado.

Gama OLIVO – contenedor isotérmico

La gama de contenedores isotérmicos OLIVO se divide en tres familias de productos. El volumen de un contenedor isotérmico puede variar desde algunos litros, lo que equivale a una nevera doméstica, hasta 2 m3 que corresponden al volumen de una paleta de una altura de dos metros.

Comprende nuestra gama y accede a las informaciones que describen los diferentes tipos de contenedores isotérmicos OLIVO:

ROLL, los armarios refrigerantes con apertura tipo puerta
BAC, los cajones fríos que se abren por la parte superior
BOX, las cajas refrigeradas de pequeño volumen

Isotermia – contenedor isotérmico

El contenedor isotérmico es por lo tanto una caja cuyas paredes y puerta (o tapa) son aislantes.
La función de la isotermia de las paredes del contenedor isotérmico es de proteger los productos cargados contra el calor ambiental.
El contenedor isotérmico es simplemente una caja isotérmica móvil y destinada al transporte

Coeficiente K – contenedor isotérmico

La calidad de la isotermia de un cajón isotérmico es evaluada mediante el valor de su coeficiente de intercambio térmico, llamado coeficiente K.

El coeficiente K representa la pérdida global del contenedor isotérmico. Un coeficiente K de bajo valor indica una mejor calidad de isotermia de la caja isotérmica que un valor K más elevado. Por ejemplo, una caja isotérmica de coeficiente K igual a 0,40 W/m2.K es más eficaz que una cuyo K es igual a 0,70 W/m2.K.

Para comparar los contenedores isotérmicos, es importante conocer el valor de su coeficiente K respectivo. Éste es un dato técnico importante al cual están sujetos todos los contenedores isotérmicos profesionales.

No olvides que el nivel de isotermia contribuye al buen resultado y tiene una influencia directa sobre la refrigeración a prever. La evaluación visual de la calidad isotérmica de un contenedor es imposible. Tampoco se trata de obtener una aproximación del valor mediante un cálculo basado en las conductividades de los materiales. El valor de la isotermia es medido durante una prueba técnica efectuada por un laboratorio certificado.

Refrigeracion

Si la isotermia protege la carga del recalentamiento, un aporte de frío al interior del cajón isotérmico permite mantener la estabilidad de la temperatura y también aumentar la duración de dicho mantenimiento.

El aporte de frío al interior de una caja isotérmica permite por lo tanto mantener la temperatura interior por una duración mayor y ajustada a tu tiempo de transporte. La selección de la refrigeración del contenedor es vital, ya que el aporte de frío contribuye directamente al buen resultado del mantenimiento de la temperatura

Cuando el contenedor isotérmico está dotado de un sistema de frío no mecánico, se habla de contenedor refrigerado o de contenedor refrigerante.

Varios tipos de frío son posibles dentro de un contenedor refrigerado. Los contenedores isotérmicos OLIVO no son contenedores frigoríficos equipados de un grupo mecánico. OLIVO propone esencialmente un frío móvil y que funciona de manera autónoma.

Descubre cómo enfriar bien tus contenedores isotérmicos :   INGENIERIA DEL  FRIO

Debes distinguir las diferentes técnicas de refrigeración de un contenedor isotérmico OLIVO
FRÍO EUTÉCTICO
CRIOGÉNIA
SIBER SYSTEM®

Autónomo en todas las situaciones

El contenedor isotérmico refrigerado es por lo tanto perfecto para el transporte y más específicamente para la fase final de distribución. Ya que es autónomo y no necesita energía exterior para funcionar y mantener la temperatura, presenta una gran flexibilidad de utilización en un circuito logístico.

El contenedor isotérmico frío es el campeón de la buena temperatura, en todas las condiciones.

El recipiente refrigerado puede esperar horas en cualquier situación, sin riesgo de interrupción del frío:
○ durante las operaciones de carga y descarga
○ durante el transporte y en todas sus fases intermedias
○ durante las entregas nocturnas
○ entre las entregas y la colocación en las estanterías del destinatario

Sean cuales sean los imprevistos de un recorrido de distribución: atascos, aperturas repetitivas de las puertas del vehículo, destinatario que se hace esperar para la descarga, tus productos están siempre bajo protección térmica ininterrumpida.

Para una logística ecológica – contenedor isotérmico

La utilización de los contenedores isotérmicos se inscribe por completo en el enfoque de la economía circular, la cual busca limitar el consumo y el derroche de recursos, aportando al mismo tiempo un servicio de calidad.

Con un excelente mantenimiento de la temperatura, los medios empleados son muy simples y no contaminantes:

○ contenedores isotérmicos monobloc, sólidos, móviles, ergonómicos, silenciosos, duraderos, no contaminantes, capaces de tratar diferentes temperaturas
○ contenedores perfectos para la manipulación y cuya utilización es fácil, flexible, modulable
○ un frío sin ventilación que utiliza la convección natural
○ un frío eutéctico autónomo que aprovecha las frigorías provenientes del fenómeno físico del cambio de fase de una solución eutéctica congelada
○ un frío criogénico que utiliza la energía producida por la expansión del gas CO2 de 2a utilización, es decir un gas carbónico ya reciclado y utilizado nuevamente como agente refrigerante

El contenedor isotérmico reúne eficacia y sencillez con el fin de satisfacer una logística moderna cada vez más exigente en términos de costo, calidad, seguridad y reactividad. Ésa es de cierta manera la paradoja del contenedor isotérmico: una solución tan simple para una logística cada vez más compleja

Cualificación profesional ATP – contenedor isotérmico

El acuerdo ATP sobre el transporte de los productos perecederos concierne los transportes internacionales de productos alimentarios y define los medios a utilizar para dichos transportes.
El ATP es un acuerdo de las Naciones Unidas firmado por casi 50 países y que fija las exigencias para el transporte bajo temperatura dirigida (transporte frigorífico).

El ATP fija las reglas para el transporte internacional, pero dichas reglas son ampliamente reconocidas, inclusive para el transporte nacional. Es el caso de Francia, donde se aplica el ATP para el transporte en frío en todo el territorio.

Ya que OLIVO es un fabricante francés, todos sus contenedores isotérmicos se conforman a las exigencias técnicas del ATP desde los 80. La producción de los contenedores isotérmicos OLIVO tiene la certificación ATP.

El texto ATP puede ser descargado del sitio de la UNECE.

Tu país quizás no exija que los contenedores isotérmicos profesionales respeten la certificación ATP. En ese caso, la calidad ATP no es una obligación sino una elección: ella te garantiza la calidad técnica del contenedor isotérmico y la eficacia del sistema de frío asociado.

Materiales de las paredes – contenedor isotérmico

Todos los materiales empleados para las paredes de los recipientes isotérmicos son compatibles con el contacto con los alimentos.

Los contenedores isotérmicos ROLL y BAC son esencialmente fabricados a partir de polietileno. Se utiliza la tecnología del rotomoldeo con el fin de construir piezas moldeadas monobloc de doble paredes. Luego el aislante es inyectado in situ. El diseño monobloc confiere a los contenedores OLIVO una excelente resistencia al choque durante la manipulación y un aumento de la vida útil. La técnica monobloc ha aportado al contenedor isotérmico una reducción drástica del mantenimiento y la integridad del valor isotérmico sin degradación evidente.

Los recipientes isotérmicos BAC de color blanco tienen un diseño más clásico y se producen a partir de un compuesto de fibra de vidrio/poliéster. Los contenedores isotérmicos OLIVO de poliéster están destinados a unas temperaturas muy bajas del orden de -80°C. Los usuarios de arcones isotérmicos de poliéster provienen del sector del hielo seco. Los fabricantes de hielo seco utilizan los cajones isotérmicos de poliéster para almacenar y entregar el hielo seco.

Las cajas isotérmicas de la gama BOX son moldeadas en polipropileno expandido, o PPE. El PPE es ese material de color negro, resistente e isotérmico y sin embargo ligero como una pluma. No se debe confundir el PPE con el poliestireno (PSE), mismo si dichos materiales se parecen. El PPE es un material noble mucho más resistente que el poliestireno. Además, OLIVO ha elegido moldear el PPE a una densidad elevada para obtener una buena resistencia. Las cajas isotérmicas BOX responden a la logística de la última milla y a la entrega a domicilio.

Con el paso de los años, OLIVO ha privilegiado los materiales de construcción reciclables. Es el caso del polietileno rotomoldeado y del PPE. OLIVO propone desde 2008 una prestación de procesamiento al final de la vida útil de los contenedores isotérmicos: desmantelamiento de los componentes y de los materiales confiados a las redes de reciclaje.

Materiales aislantes – contenedor isotérmico

OLIVO ha seleccionado los materiales aislantes más eficaces con el fin de que sus cajones isotérmicos puedan presentar un muy buen valor de coeficiente K.

Para los contenedores isotérmicos ROLL y BAC, la espuma de poliuretano expandido utiliza agentes espumantes de última generación. El material aislante de poliuretano es inyectado in situ, sin puentes térmicos ni ensamblaje.
Un solo material constituye los recipientes BOX : el polipropileno expandido. El PPE es un material aislante que asegura igualmente la resistencia estructural del embalaje. Una de las ventajas del PPE como aislante es su capacidad de ser reciclado. El diseño mono-material de los embalajes BOX busca igualmente facilitar el reciclaje al final de la vida útil.